Incubando el futuro: Embryoscope llega a Nida

En Nida nos preocupamos por dar lo mejor a nuestras pacientes, tanto a nivel médico como personal. Y por eso, estamos muy contentos de deciros que nuestra clínica es uno de los pocos centros nacionales que cuenta con la tecnología de Embryoscope.

¿Qué es? ¿Para sirve?

Básicamente Embryoscope es un incubardor, pero uno de los incubadores más avanzados del mercado y probablemente el más completo. En algunos de los tratamientos de reproducción que ofrecemos, muchas veces hay una fase en la que debemos incubar los embriones de las pacientes, porque que no todos los embriones se desarrollan de la misma manera.

Es esta fase de incubación donde Embryoscope nos ofrece un sistema time-lapse que permite la monitorización de los embriones durante los 5-6 primeros días de desarrollo. Esto se traduce en una monitorización continua con la que podemos detectar fecundaciones y divisiones anómalas que debemos descartar, y que con el sistema tradicional de evaluación cada 24 horas se nos escaparían, con lo que se mejora la selección de los embriones con mayor capacidad de implantación y dar lugar a un embarazo a término.

Además, genera un entorno de cultivo embrionario muy estable durante todo el proceso, minimizando enormemente las variaciones de las condiciones de cultivo ya que se evita el “paseo” diario al microscopio para evaluar el desarrollo de los embriones.

Esta tecnología pone a disposición de los embriologos una herramienta que, mediante algoritmos matemáticos, permite predecir la capacidad de implantación del embrión en función de sus patrones de división. Uniendo esto a la experiencia del equipo, se consigue una clasificación embrionaria muy precisa, basada en la morfología y en los tiempos de división

Todas estas ventajas se traducen en un aumento en las tasas de embarazo y niños nacidos, así como un descenso en las tasas de aborto.

En resumen, es una herramienta más para nuestro equipo, y para todas nuestras pacientes, porque como nos gusta decir, trabajamos para que puedas decirle a tu pequeño “Bienvenido al mundo”.

 

 

Clínica Nida